Pronunciación en Inglés, puntos claves de mejora

Claves de la pronunciación en inglés para hispanohablantes

¿Cómo corregir los malos hábitos de pronunciación? Mucha gente piensa que tener un mal acento es inevitable y que, después de cierta edad, es imposible mejorar. Nada podría ser más falso. Si a mucha gente le resulta difícil trabajar en la pronunciación, es porque los obliga a romper los malos hábitos de pronunciación. Tu cadencia e inflexiones del habla española te acompañan cuando hablas inglés; trabajar tu pronunciación inglesa implica alterar tu acento.

Un adulto ya tiene un acento característico, al contrario que los niños. Por esta razón, cuando una familia emigra a un país angloparlante, los niños tendrán una mejor pronunciación que sus padres. Estos niños no son más inteligentes o capaces que sus padres, pero tienen una ventaja: no les resulta difícil aceptar cambiar su forma de hablar.

Por otro lado, al contrario que los adultos, los niños no son tan tímidos a la hora de hablar un nuevo idioma, pierden el miedo a equivocarse, y adquieren práctica antes.

Si tienes cierta edad, y has estudiado el idioma en la escuela durante la infancia, o con un método tradicional, existe la probabilidad de que se haya descuidado el aspecto oral. El resultado del método antiguo de enseñanza, basado en la memorización de la gramática, es que pronuncias los sonidos de forma incorrecta y te arriesgas a que no te entiendan tus interlocutores.

En nuestra academia contamos con profesores nativos los cuales imparten clases de ingles en Madrid centro que es donde tenemos la academia. Aprende ingles con una buena pronunciación por parte de los profesores eso te ayudará afinar el oído y ademas cogerás un buen habito para la pronunciación

¿Cómo corregir la pronunciación en inglés?

La mayoría de las personas desconoce el funcionamiento del aparato fonatorio o, por decirlo sencillo, lo que sucede en nuestra boca cuando hablamos.

A la hora de hablar en inglés, con la pronunciación correcta en la mente, tómate tu tiempo para reflexionar sobre lo que sucede en la boca a nivel de la lengua, garganta, la nariz y la respiración cuando hablas. Al principio resulta un poco molesto porque, mientras te expresas en inglés, te encuentras teniendo que pensar en cómo pronunciar cierto sonido correctamente. Sin embargo, con la práctica, se convierte en un proceso automático.

La clave es acostumbrarte a sentirte distinto cuando hablas en inglés, y la práctica es el único camino:

  • Para mejorar tu pronunciación tienes que corregir los malos hábitos practicando conversación cuanto te sea posible.
  • Los hábitos no desaparecen fácilmente, y se requiere un pequeño esfuerzo por tu parte.
  • Incluso si resulta molesto reflexionar sobre la pronunciación, porque ralentiza la conversación, tras un período de entrenamiento, ganarás fluidez y el proceso se convertirá en automático.

En este proceso, cuentas con una herramienta para entender cómo se pronuncia Inglés: la pronunciación IPA, es decir, fonética. Se trata del El Alfabeto Fonético Internacional (AFI en español) un método regularizado de notación fonética que representa los sonidos del habla.